Translate

dimecres, 19 de setembre de 2012

Topolandia y despedida de San Pedro

Como planeamos,  ayer martes me encontré de nuevo con mi amiga "tica" (costarricense)  Silva y con su mami para visitar Topolandia.

Topolandia es una mansión bajo tierra excavada por el tesón y las manos de un hombre extraordinario secundado por una mujer no menos fuera de lo común.

El propietario de esta casa había vivido en muchas casas-cueva a lo largo de su periplo por numerosos países de latinoamérica y su sueño era tener su propia casa bajo tierra.

Lo que le animó a empezar su proyecto fue,  como suele ocurrir una crisis. A su regreso a Costa Rica  le resultaba imposible encontrar un trabajo,  le decían que era demasiado mayor y se le planteaban toda clase de pegas.  Eso le sumió en un profundo desánimo,  hasta que se animó a comprar una bonita propiedad a la entrada de San Pedro.

Al principio sólo iba allí a limpiar la vegetación, y le decía a su mujer "Algún día aquíme construiré mi propia caverna"...  El ánimo no le faltó a su compañera ya que le dijo "Pues tal vez es eso que quiere Diós que hagas".

Así con la sola ayuda de sus manos, unos baldes,  una carreta, un machete, una pala y la fuerza wue da reslizar un sueño,  ha ido excavando una vivienda de más de 400m de recorrido interior, con diferentes niveles,  una sala de meditación,  tres dormitorios, diversas salas de estar una silla anatómica que alivia sus problemas de flebitis... etc.

Antes de ir pensaba que sería interesante de ver,  lo que no sabía es que iba a compartir una historia personal tan emocionante.

Volvió a ser una mañana encantadora de risas y diversión.  Compartí con los propietarios y mis amigas muchas historias de Mallorca como las cuevas del Drach e incluso les expliqué quién es Espinete para que la dueña incorporase ese personaje infantil español a la decoración interior que ella diseña con su talento natural para el dibujo.

Empezó como una crisis,  continuó como un sueño,  luego proyecto,  vivienda y ahora fuente de ingresos...  Su proyecto de excavación continúa adelante hasta que un día llegue el momento de ser enterrado en el lugar de sus sueños.

Para finalizar me gustaría compartir un regalo muy personal, uno de esos que no pueden comprarse con nada,  y que valen más que todo el oro del mundo.  Espero que Silvia no le importe que escriba las dos últimas frases que intercambiamos.

Toni: Recuerda que tienes un amigo en Mallorca dispuesto no sólo a llevarte a conocer sitios bonitos sino también a escucharte y a darte todo afecto y simpatía.  Gracias una vez mas por ser tan bonita especialmente por dentro.

Silvia:  Te agradezco mucho tu ofrecimiento, créame que vas estar presente siempre en mi vida, estampado como un tatuaje en la piel. Te tome gran cariño, cuídate y que Dios te proteja en el resto de tu viaje. Buenas noches













1 comentari:

  1. Soy un puto boludo (Dani) no me entero de un carajo conchudo de mierda....
    No sabía ni enviar un comentario!!!
    Te lo he escrito en la entrada de las ballenas.

    Menos mal que el gran y fabuloso Juan Gálvez me instruyó en el laborioso arte de la escritura de comentarios a blogueros trotamundos...
    Un saludo

    ResponElimina

Vols dir-me alguna cosa? M'encanta llegir comentaris i escoltar opinions